Esta es la verdadera contaminación, por que los pobres conductores de automóviles tienen qué pagar por esta “ecología”?